domingo, noviembre 10

¿Qué estoy leyendo?


Mattia tenía razón: uno tras otro, los días se habían deslizado sobre la piel como un disolvente, llevándose cada uno una finísima capa de pigmento del tatuaje de Alice y de los recuerdos de ambos. Los contornos, igual que las circunstancias, seguían allí, negros y bien perfilados, pero los colores se habían mezclado y desvaído hasta acabar fundidos en un tono mate y uniforme, en una neutral ausencia de significado.


La soledad de los números primos, de Paolo Giordano

8 comentarios:

  1. Me han encantado estas frases, están en una perfecta armonía.
    Te espero por http://sonrisasmomentaneas.blogspot.com.es/
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Hermoso fragmento. Si hay algo que siempre me encantó es leer fragmentos de libros, porque sé que me quedo atrapada en ellos.
    Un abrazo grande, Eli!

    ResponderEliminar
  3. Estoy esperando poder comprar el libro. Vi la película y me gustó...

    ResponderEliminar
  4. ¡Que fragmento más bonito! Me apunto el libro a mi lista.

    Besos desde http://marsehistorias.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  5. Es tan hermoso, me encanta... Hoy y siempre

    ResponderEliminar
  6. Bonitas palabras... Un beso desde murcia

    ResponderEliminar
  7. Un libro genial. Un blog muy interesante.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar

Avanti!