jueves, febrero 27

Cuando sea grande, quiero ser como vos... V

Deviantart es un sitio web en el que millones de artistas (fotógrafos y artistas plásticos principalmente, aunque también poetas, diseñadores, etc.) pueden compartir su trabajo, venderlo y conectarse con otras personas de cerca o de lejos, profesionales o amateurs, jóvenes o adultas. También es el lugar perfecto para sumergirse (un rato largo, que si no no alcanza) y encontrar trabajos de lo mas interesantes.

Hoy, elegí a cuatro fotógrafas. Son jóvenes y están quizás empezando, pero sus estilos ya comienzan a marcarse y sus nombres, a sonar. Por supesto que hay muchos, muchísimos artistas fotográficos en la red que tienen cantidades de talento, pero aquí no entraban todos, y estas cuatro chicas ganaron por antigüedad.

Sin más preámbulos, ¡disfruten!

Invisible, de Laura Williams. 18 años, Reino Unido.

The prisoner, de Cristina Otero. 18 años, España.

Stuck in ice, de Victoria Audouard. 22 años, Francia

162.365, de Laura Kok. 20 años, Holanda.

¿Te gustaron las fotos? ¿Una más que otra? ¿Ya las conocías?

Te recomiendo darte una vuelta por sus galerías para terminar de decidir si estas chicas van con vos o no. Si llegás a decidirte, o si tenés alguna recomendación para mí, me encantaría que me cuentes en los comentarios.

Un último dato, las cuatro retratadas en las imágenes, son ellas mismas.

miércoles, febrero 26

¿Qué estoy leyendo?


¡Oh, si fuera yo una escritora que pudiera hacerla posar bajo una luz desnuda! Pero soy el flaco Humbert Humbert, huesudo y de pelo en pecho, con espesas cejas negras, acento curioso y un oscuro pozo de monstruos que se pudren tras una sonrisa de muchacho.

Lolita, de Vladimir Nabokov

jueves, febrero 20

Vuelta... (Doce)


Despedirse del agua, en el suelo y en el cielo. Despedirse del amor de verano que no fué, que se bajó una parada antes, del pié descalzo y de los mosquitos. Subir al colectivo llena de fotos y palabras desordenadas. Volver y encontrarme en todos los lugares que antes pisé, encontrarme en mi cama, en los llantitos de Eco, en la luz de la mañana. Volver trayéndo cositas de afuera, un par de libretas, canciones, un bronceado. Volver y disfrutar más la vuelta que la ida. Aclimatarme, acostumbrarme demasiado rápido a mi tiempoespacio particular. Estar y querer quedarse.


sábado, febrero 1

¡Splahs!

¡Buen día febrero!
Buen día bikinis, playa, mar y pileta; melón y leche chocolatada. Buen día familia lejana, que estos quince días que vienen, voy a tener bien cerquita.
Buen día a las fotos que voy a hacer y al sol que voy a tomar, a las risas que voy a contagiar y a las que se me van a meter por los oídos. Al pastito verde y a las salidas transparentes.
¡Buen día La Plata!
Nos leemos a mi vuelta, abrazos a quienes los quieran o los necesiten, y ¡felices vacaciones!