martes, abril 15

Táctica y estrategia

Mi táctica es,
       solo hablarte
       de cosas vacías, profundas
       interminables, pasajeras
       y a veces, plenas,
                pero también
mi táctica es saber
       cuando el silencio
       necesita dar una mano
       o cuando no debe
       ni poner un pie en la isla.
Mi táctica es
       escucharte
       sin olvidar nunca tus palabras,
       como si mi memoria fuera
               un cuerpo aparte,
    atado con hilos finitos
                           a tu boca.
Mi táctica es estar
                                      siempre
       tal vez lejos, escondida
       esperando que pase el invierno
                 y acabe el frío,
       o quizás cerca,
            frente a vos
       absorbiendo pedazos de tus ojos,
                  dándote
       miradas mías.  
Mi táctica es,
       sin falsedad ni exceso,
       reírme siempre,
       reírme en voz baja,
       reírme a gritos,
       reírme de vos y con vos
                porque la risa nos une
                         y nos alimenta.
Mi estrategia es,
       a veces más rápida,
               pero nunca,
                                                nunca más fácil.
Mi estrategia es
       quedarme en tus recuerdos,
       perturbándolos
       o enriqueciéndolos,
                 con imágenes,
       llenándolos cada vez más de mí,
       hasta que comiencen a rebalsar
       para que alguna vez,
                    los tomes en serio,
       y me sientas
                                           imprescindible.


Sí... es mí versión del hermoso poema de Mario Benedetti, Táctica y estrategia

1 comentario:

  1. HERMOSO Eli!! De verdad me encantó tu versión, escribís con el alma.
    Abrazo enorme enorme

    ResponderEliminar

Avanti!