domingo, julio 6

Dieciocho (lo típico)

Solo una luna entre azules y violetas cielo; 
el único registro de que el día existió y de que respiré su mañana y contuve su noche.

Una luna luminosa y casi transparente que dice ser real, 
que dice pertenecerme, a la vez ser de todos y siempre de nadie. 

Una luna que esconde ideas, lágrimas y deseos. Que contagia estrellas, quién sabe.


4 comentarios:

  1. Una luna que aprendió a mentir mirando a los hombres haciéndolo constantemente.

    Suerte

    J.

    ResponderEliminar
  2. Mi colega demiurgo se adelantó y además planteó algo interesante como comentario.
    Como inspira la luna. Es lo único que se me ocurre para comentar.

    ResponderEliminar
  3. que lindo este lugar, me sentaría a mirar la luna desde acá....un placer haberla encontrado!

    ResponderEliminar

Avanti!