lunes, noviembre 17


Casi un mes después, reaparezco por acá, trayéndoles unas fotos del árbol más grande que ví. 
Quizás, uno de los más lindos. 
El Yapán de Hornillos.

4 comentarios:

  1. Es una maravilla la forma en la que la luz se filtra entre tanto follaje...

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar
  2. Buena fotografía. Tiene razón el comentario anterior.

    ResponderEliminar
  3. Quisiera poderme subir en el y retratarte desde arriba

    ResponderEliminar

Avanti!