jueves, noviembre 19

final feliz (Veinticinco)







Iluminación y Cámara 1B / TP Final / La Plata, 2015

sábado, noviembre 14

Peluquería

Rosas y celestes
abrazan las paredes,
el animal print de los sillones
camufla la pollera estampada
de la que fuma en la ventana
cigarrillos importados, labios rojos,
manos enguantadas.
Tintinea la puerta
la recién llegada tiembla, se acomoda
las flores del vestido que sus manos
desarrugan.
Escucha las tijeras
muere de miedo.
“Sólo las puntas” dice,
ruidosas, molestas y al compás
las del fondo se ríen con vehemencia
rompen el hielo
y desatan el chisme que prepararon
de antemano en casa.
Las manos y las tijeras se unen
y bailan, recortan, repiquetean
el pelo cae cae cae, se inundan
las revistas manoseadas
las carteras brillantes
los perros histéricos,
la peluquería del centro, la del domingo
la del tiempo.

domingo, octubre 25

humo viejo

Ellos ellas
saltan rebotan
entre fucsias y verdes se iluminan
abren bocas y besan, cantan
sudando cada palabra.
Sin apuro y con locura
a toda canción se entregan.

Algo explota entonces,
quema sin pausa.
Transforma el sudor
en mar que no moja ni apaga.
Eso que prendió
avanza, naranja.

Ellos ellas
tosen escupen
lágrimas y más y más y más
y el gris inunda
rebalsa aprieta y envuelve.
La tos grita,
en cuatro patas desespera.

Ellos ellas ya no saltan
más bien corren vuelan tropiezan,
y el fucsia y el verde que eran luz
mutan y ahora son rojo
que resbala y empapa.

Ellos ellas caen,
inmóviles esperan y dejan de esperar
de sentir de soñar de intentar.
Se dejan caer
se entregan ya no a la canción
ya no a la vida.
Ellos ellas no respiran más
sin saber que hoy nadie olvida.

viernes, septiembre 25

t u m b l r / f l i c k r

¡mis fotografías van a tener un nuevo espacio! dos, en realidad...
los espero en pregnancia y también acá para seguir enredándonos.

lunes, agosto 31

Casi





* ya respiro la vuelta inminente a este espacio, ¡cuánto! *





domingo, mayo 31

Cuando sea grande, quiero ser como vos... X

Aquí estamos después de un tiempo, en ésta sección en la que presento imágenes de fotógrafos conocidos (y no tanto), para deleitar un rato los ojitos y el alma, propios y de quienes quieran, por supuesto...

Ésta vez, y sin demasiada introducción ni palabrerío, en la improvisación que tiñe mi falta de tiempo, les traigo el trabajo de un fotógrafo y una fotógrafa que vengo siguiendo hace días y que uno aquí, porque entre sus fotografías, interesantes y bellas todas, cada uno tiene un trabajo en particular que logró interesarme por sobre el resto. Algo en común entre ambos proyectos, sí... ya irán viendo.

El primero, es Denis Dailleux, un fotografo francés que trabaja principalmente con seres humanos; elegí tres fotografías de su trabajo "My aunt Juliette" en las que él retrata, de forma bastante particular y en el pueblo de su infancia, a su tía abuela.








Sarah Faust por otro lado, es una fotógrafa estadounidense que realizó, entre otras, una serie de fotografías retratando a su madre, principalmente, pero participando también en las imágenes ella misma y su hija.








Fotografías originales y muy bellas a mi parecer, cambiando un poco el punto de vista y corriéndose ambos artistas de la concepción actual de belleza, casi, casi, sinónimo de (cierta) juventud. Sus retratadas desbordan los bordes (valga la redundancia) de las fotografías, y por eso, y quizás porque trabajos así son a los que estoy "aspirando" incluyo en mi blog a éstas personas.

Como siempre, comentarios o cositas que quieran acotar, abajo.

Abrazos.

miércoles, mayo 20

¿Qué estoy leyendo?


Y hacer todo el camino entre vírgenes y demonios. Las vírgenes, tiesas bajo el vestido azul. Muchos intentan llevarlas y venderlas como muñecas. Tienen trenzas que se destrenzan y vuelven a trenzar. Y los demonios enmascarados. Saltan de adentro de los pimpollos de rosa y se posan en mi mano, y se van, pero queda, siempre, una vena rota. Grito en silencio.


La flor de lis, de Marosa di Giorgio

domingo, mayo 17

Cuando las palabras no alcancen... (Veinticuatro)

Cuando me despierte cada día y no entienda ni quiera entender por qué estoy viva.
Cuando no recuerde el sabor de las manzanas ni el color exacto de una nube atardeciendo.
Cuando el agua fría, valiente, queme, y el fuego me obligue siempre a llorar mucho de a ratos.
Cuando en las escaleras tropiece, en los micros me caiga, en las plazas me pierda y la ciudad siga siendo tan nueva como al principio.
Cuando la piel se te caiga a pedazos del cuerpo y tus dientes y labios se mezclen con ella.
Cuando el viento sea subterráneo y los árboles no dejen nunca salir a los pájaros.
Cuando la entrada a mi casa sea cemento, y el cemento esté fresco y la frescura apriete y seque.
Cuando mis manos y pies funcionen a monedas y solo tenga cerca, la SUBE.
Cuando la música se llame silencio y el silencio también y nada, absolutamente nada, suene.
Cuando no sepa si es de día o de noche, si el sol sigue gordo y pleno y la luna sea, aún, redonda.
Cuando el tiempo no me condicione, ni me motive, no me movilice y sólo esté en un reloj que nadie encuentra.
Cuando las voces de la gente que conozco se pisen y se pisen y, además, hablen latín y no se entiendan entre ellas.
Cuando la oscuridad me abrace y me asfixie y no pregunte ni mi nombre.
Cuando no sepa mi nombre, y lo único que quiera sea tirarme del cielo.

...y aún así, cuando las palabras no alcancen, nada, nada de esto, va a importar.

escrito a pedido para Producción de textos cátedra B. FBA. UNLP. 2015

sábado, mayo 9

i lu mi na dos






puesta en escena primer trabajo de iluminación y cámara. ¡más!

miércoles, abril 15

Ésta vez...

                             

                          NOCHE VERDE AZUL.

                                                            MELODÍAS DE NEÓN.

                                                                                          DEDOS HÚMEDOS.

                                                                                                         SOLES REDONDOS ESTA VEZ.





lunes, abril 13

El presente, me sorprende

               


               recuerdo
               repito
               y reafirmo
               los rasgos de tu cara entre mis manos.
               ¿por qué se sienten tan cerca,
               siendo tan nuevos?



viernes, abril 10

Constante.


Un andar apurado pero atento que absorbe y absorbe todo lo que recorre; direcciones, distancias, formas, colores. Que anhela semáforos verdes y esquiva velocidades y bocinas.

Un tinte único y naranja que las tardes me prestan transportándome. Éso y una canción de Reyno o Siddhartha de fondo, no más, para vivir en un set de filmación sin saberlo.

Un grupo de gente nueva cada día que muta, se traslada, mira y se deja mirar, presumiendo colores de pelo y estampas en las remeras. Un grupo que aveces avanza conmigo y otras me hace tropezar.

Una plaza encontrada que tiene algo que las demás no. Una panadería que mira hacia afuera cuando yo adentro, todas y cada una de las veces. Un auditorio en clases con muchas, muchas caras distintas. La mía también, por ahí, perdida cerquita de amigos que rechazan lo efímero.

Una noche ruidosa que siempre me encuentra distinta. Noche que abarca a medias pero apura; lucha contra las luces de las calles perdiendo la pelea. Noche que camina sola, a la que no siempre persigo.

Una realidad que no cae en la cuenta, mezclada con mucha película que, ya no resulta nada ajena ni tan inalcanzable.

Un comienzo, sí, constante.

martes, abril 7

¿Qué estoy leyendo?


Si se le viene un sueño
imprevisto,
usted,
agáchese

que apenas lo despeine al pasar
y
despiertesé
(no permita
que inicie trámites de radicación)
todos, creamé,
vienen con fecha de vencimiento
(impresa en las costuras mismas
donde comienzan sus pesadillas).


Familia Gallo, de Ernesto Aguirre

domingo, marzo 15

->

tirabuzones
que no disimulan flechas.
   te apuntan
me sonrojo y sé que no estoy mintiendo.
   te apuntan pero no
a veces es necesario menos encierro.

jueves, febrero 19

Vivir. (Veintitrés)

Ciudad nueva, vida nueva.
O algo así.
O algo. Sí, algo. Que nace.

Y bueno, acá andamos. Cursillo, familia, amiga y compañera. Conocidos varios que prometen. Mucho cine por todas partes y en todas las conversaciones. Por acá, solo un ratito, con algunas fotos nuevas. Algunas, porque vienen más. Muchas.

Saludo a la distancia para todos ustedes.



jueves, enero 22

...y los ojos, cada vez más abiertos 1

¡Hola!

Bueno... resulta que en menos de dos semanas, me mudo a La Plata, a estudiar Cine.

Estoy entusiasmada, sí, pero acá no vine a escribir sobre eso. Fué únicamente una introducción, y la razón por la que decidí empezar éste miniespacio dentro de mi blog. Lo que vine a hacer es a compartirles algunos fotogramas de las tres últimas películas que ví, que me entraron de lleno por los ojos (primero), encantando, inspirando, atrapando. Además de otras cositas que no tienen que ver con lo visual y que hacen a éstas películas, claro.

Ellas son Whiplash, de Damien Chazelle; Birdman, de Alejandro G. Iñárritu e Ida, de Pawel Pawlikowski, tres películas bellísimas (en cuanto a mirada se refiere) que vi éste año y recomiendo encarecidamente a los que pasen por acá.

¡Avanti nomás!



Whiplash



Birdman



Ida


De paso, también los invito a darse una vueltita por mi inventario 2015, para recomendar, repudiar, comentar, regalar, invitar, en fin... lo de siempre.

¡Saludos a todos y a todas!

martes, enero 13